Foto Oficial
Discurso Ministro de Economía, Planificación y Desarrollo Pável Isa Contreras Diálogos del Desarrollo, Región Enriquillo, ¡Estamos contigo! Recinto UASD, Barahona 2 de agosto
2 agosto, 2023
DIALOGO DEL DESARROLLO - REGION ENRIQUILLO - 03 (2)
Ministro de Economía cita temas clave para el desarrollo de la región Enriquillo tratados en Diálogos del Desarrollo
3 agosto, 2023
Mostrar todo

Diálogos del Desarrollo Palabras de la excelentísima señora Raquel Peña, vicepresidenta de la República Dominicana Miércoles 2 de agosto de 2023 | 09:00 a. m. | Enriquillo, Barahona.

Raque pena

Señor Pável Isa Contreras, Ministro de Economía Planificación y Desarrollo.

Señora Genara González, gobernadora Civil y Provincial de Barahona.

Señor Míctor Fernández, alcalde por el municipio cabecera de Barahona.

Maestro Manuel Antonio De La Cruz Fernández, director general de la Universidad Autónoma de Santo Domingo de este recinto aquí en Barahona.

Señora Juana Mateo, gobernadora por la provincia de Bahoruco.

Señora Mercedes Nova, gobernadora por la provincia Independencia.

Señora Altagracia Brea, gobernadora por la provincia de Pedernales.

Señor Edgar Félix, director general de los Comedores Económicos.

Funcionarios presentes.

Distinguidos panelistas invitados.

Personal docente y administrativo de este recinto universitario.

Invitados especiales.

Amigos de la prensa.

Señoras y señores.

Muy buenos días.

Es un honor para mí encontrarme con todos ustedes aquí en Barahona para acompañar a Pável Isa, nuestro ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, en este encuentro Diálogos del Desarrollo Región Enriquillo.

Agradezco la invitación y saludo la celebración de estos diálogos, que constituyen un espacio de debate en procura de analizar propuestas adecuadas a nuestra realidad social y mostrar soluciones efectivas a los múltiples desafíos que enfrentan las distintas regiones del país y nuestra economía.

Estos diálogos se han convertido definitivamente en una plataforma muy significativa para nosotros poder consensuar las acciones y políticas públicas necesarias, no sólo para mantener el ritmo de crecimiento y la diversificación de la economía dominicana, sino, sobre todo, para encauzarla por la senda de la redistribución de la riqueza con equidad y transparencia.

Para nosotros es de vital importancia que el resultado de estos encuentros nos ayude a continuar reduciendo la desigualdad, especialmente aquella que afecta agudamente a nuestras mujeres y jóvenes.

La región Enriquillo, y la zona fronteriza son, sin lugar a duda, territorios de altísimo interés para el gobierno. Hemos demostrado con acciones concretas que la región Sur es prioridad para esta administración.

Tenemos muestras claras del compromiso de nuestro presidente Luis Abinader con Enriquillo y con la frontera. Impulsamos la aprobación de la nueva ley de desarrollo fronterizo, la cual está llamada a crear condiciones favorables para atraer inversiones a Barahona, Independencia, Bahoruco y Pedernales.

Al inicio de nuestro gobierno, el presidente le pidió al Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo que preparara la Estrategia de Desarrollo para la Zona Fronteriza.

El resultado ha sido la estrategia conocida como MiFronteraRD, que todos ustedes conocen bien porque, junto a nosotros desde la capital, han participado activamente en su elaboración y en promover su ejecución.

Les hago un llamado a que trabajemos arduamente para asumir y cumplir con cada una de las iniciativas que ha puesto en marcha este plan, cuya razón de ser es cambiar la vida de la gente de Enriquillo y de toda la zona fronteriza.

Pero la prueba más importante no es la ley o el plan, sino lo que estamos haciendo en esta región de Enriquillo, donde el gobierno no esperó a tener un plan acabado para arrancar, sino que lo hizo de inmediato.

A las evidencias concretas me remito.

Aprovechando el enorme potencial turístico de Pedernales, estamos impulsando, escuchen bien, el plan de desarrollo regional más ambicioso que jamás haya tenido el país. No son simples hoteles lo que estamos construyendo: es un proyecto de desarrollo social amplio que beneficiará a todos los territorios de la región.

El turismo en Cabo Rojo será la locomotora, ciertamente, pero todas las provincias de la región serán partes activas y protagonistas de ese desarrollo.

Mientras Pedernales pondrá sus playas y su parque nacional y recibirá las visitas de turistas, Independencia, Bahoruco y Barahona serán las grandes productoras de alimentos frescos que suplirán la demanda del turismo y de las comunidades que crecerán allí.

Pero, además, estas tres provincias tienen por igual un potencial turístico propio y trabajamos para que cada una se desarrolle a plena capacidad para mejorar así la actividad económica y la vida de su gente.

Bahoruco e Independencia tienen el parque nacional Lago Enriquillo e Isla Cabritos, reservas naturales invaluables que debemos saber preservar y mostrar orgullosos al mundo, con planes de turismo ecológico y amigables con estos importantísimos ecosistemas. Estamos hablando de provincias que convertiremos en polos turísticos de categoría mundial porque cuentan, además de los atractivos naturales, con una gran riqueza cultural y una singularidad que las hace únicas para conocer y disfrutar de algo más que playas de arenas blancas y aguas cristalinas.

Por su parte, en Barahona, trabajamos para que, con su puerto y su muelle de cruceros, se convierta en un gran centro logístico de abastecimiento y en una terminal de cruceros. Se trata, por lo tanto, de una pieza fundamental en el desarrollo de la logística en toda la región.

La inversión hotelera es ya una realidad: se han iniciado los trabajos para la construcción de los primeros hoteles, en esta oportunidad, dos complejos que formarán parte del Proyecto de Desarrollo Turístico Pedernales-Cabo Rojo, bajo la tutela del Fideicomiso Pro-Pedernales y de la Dirección General de Alianzas Público-Privadas.

Dos prestigiosos consorcios internacionales han sido adjudicados para la construcción de estos proyectos, los cuales conllevan una inversión estimada en 240 millones de

dólares para sumar 1,100 habitaciones. La inversión estimada total alcanzará 2,245 millones de dólares en unas 12 mil habitaciones de hotel.

Además de eso, se construirá un aeropuerto internacional, un centro comercial y se concluirán todas las obras de infraestructuras básicas necesarias que están en marcha, como la reconstrucción, ampliación y mejoramiento de las carreteras Barahona-Enriquillo y Enriquillo-Pedernales, la construcción, ampliación y mejoramiento del acueducto del municipio de Pedernales y de Cabo Rojo, la reconstrucción de la infraestructura vial urbana de Pedernales, una planta de tratamiento de aguas y un sistema de transmisión eléctrica.

No estamos hablando de promesas sino de realidades, de obras que muy pronto estarán a disposición de las comunidades.

Debo indicar que el modelo turístico en Pedernales será uno distinto al desarrollado en otras zonas del país, estamos comprometidos con un modelo altamente responsable con el cuidado de la tierra y de los ecosistemas que hacen de ella su hábitat. Un modelo sostenible y, además, enfocado en que los grandes beneficios de explotación sean percibidos por las comunidades de la región.

En ese sentido, trabajamos con un modelo que contempla una baja densidad de edificaciones y de visitantes para proteger los recursos naturales, los humedales, y el equilibrio ecológico de la zona; la generación eléctrica de fuentes sostenibles y un uso racional y responsable del agua.

Apostamos a un turismo que disfrute del circuito de atractivos naturales como Bahía de Las Águilas, el Hoyo de Pelempito, la Laguna de Oviedo, la Isla Beata y otros, todo esto bajo un esquema de protección y conservación de los ecosistemas.

Además, estamos impulsado la generación de una oferta local en Pedernales de micro y pequeñas empresas, para que haya muchas más oportunidades económicas para la gente de la comunidad.

En 2022, el gobierno destinó más del doble de recursos en proyectos de inversión pública en la región Enriquillo de lo que se invirtió, en promedio, entre 2016 y 2019. En Bahoruco y Barahona, fue casi el doble, en Independencia la inversión fue 2 veces mayor y en Pedernales casi se triplicó.

La inversión en riego se multiplicó por 2, en protección del medioambiente fue casi el doble, en vivienda y servicios comunitarios se multiplicó por 6 y en transporte creció en 58%.

Los números reflejan con claridad el cambio en la Región Enriquillo y la importancia que nuestro gobierno le está prestando a estas cuatro provincias.

La presa de Monte Grande dejó de ser promesa lejana y es hoy una realidad. Mientras otros iniciaron y reiniciaron las obras sin arrancarlas de verdad, en poco tiempo, nuestro gobierno estará terminándola. Esta obra evitará inundaciones en zonas muy vulnerables, será fuente de agua para los varios acueductos y sistemas de riego de esta región y generará energía. También terminamos e inauguramos el poblado de Monte Grande, el cual contará con todos los servicios básicos.

En Barahona, estamos reconstruyendo su infraestructura vial urbana, estamos construyendo el mercado, un gran anhelo de este pueblo, estamos mejorando el acueducto que sirve al sector Los Maestros y construimos el sistema de abastecimiento de Los Guandules, La Raqueta, Barrizal y otros barrios.

Además, a inicios del año próximo vamos a inaugurar, en el antiguo Hotel Guarocuya, el centro de formación técnico-profesional del INFOTEP en Barahona. Los jóvenes de esta provincia y de la región ya tendrán donde formarse y aprovechar las enormes oportunidades de empleos dignos y desarrollo técnico profesional.

Ya se está levantando la tan ansiada sede de la UASD en Neyba, lo que garantizará educación superior para Bahoruco sin salir de la provincia.

Estamos haciendo muchas cosas más, trabajamos sin descanso para sacar adelante proyectos e iniciativas que están cambiando la vida de nuestra gente en las comunidades de cada una de estas provincias.

Hablamos de la construcción de planteles educativos, la reconstrucción de viviendas, la reconstrucción de las vías urbanas en los municipios más grandes y los 35 proyectos que financia, con más de 150 millones de pesos, el Fondo de Cohesión Territorial del MEPyD en los territorios más históricamente excluidos de la región.

En las cuatro provincias de Enriquillo, el gobierno ha entregado 1,699 títulos de propiedad, una cifra sin precedentes que significa que 1,699 hogares cambiaron de vida, ya que pueden sentirse seguros, obtener créditos y hacer todas las cosas que solo son posibles cuando se tiene una propiedad con título, algo que antes no podían.

Con estos resultados en la mano y con otros en camino, reitero que estamos totalmente comprometidos con el desarrollo y el bienestar en esta región, con el mejoramiento de su infraestructura, con su transformación productiva, creando más y mejores empleos, y poniendo a disposición de ustedes más y mejores servicios públicos.

En estos tiempos los gobiernos de todo el mundo se enfrentan a desafíos económicos, políticos y sociales sin precedentes, para ser exitosos, es imperativo ser innovadores y estar abiertos a nuevas ideas, y es preciso recordar que no existe una solución única para todos los problemas que enfrentamos.

Mi deseo es que podamos tener un diálogo constructivo y abierto entre todos los sectores involucrados: el gobierno, la sociedad civil, el sector privado y la academia. Por ello, estoy segura de que los debates y las presentaciones en esta convocatoria serán muy enriquecedores y nos llevarán a soluciones efectivas y factibles.

Desde la vicepresidencia de la República, continuaremos trabajando con tesón para lograr el objetivo común de todo el gobierno: mejorar la calidad de vida de nuestra gente, crear empleos bien remunerados, satisfactorios y equitativos.

Muchas gracias y que Dios bendiga al pueblo dominicano.

Send this to a friend