Escudo Institucional Responsive

Existen personas que solo esperan a cambio hacer feliz a las demás: ¡Voluntarios! ¡Voluntarias!

Ministerio de Economía publica resumen de indicadores económicos al cuatro de enero de 2022
6 enero, 2022
Ministerio de Economía publica resumen de indicadores económicos al 11 de enero de 2022
12 enero, 2022
Mostrar todo

Existen personas que solo esperan a cambio hacer feliz a las demás: ¡Voluntarios! ¡Voluntarias!

Daniel Paulino, Don Silverio López, Jhon Henry Manzueta Pimentel y Angela Meran de la Cruz se caracterizan por ofrecer sus conocimientos y acciones sin esperar nada a cambio.

Santo Domingo, República Dominicana. (Enero 2022). “Cuando das, recibes en abundancia”, es una de las expresiones más populares. Sin embargo, esta expresión de generosidad a cambio no es el interés de algunas personas que aportan su tiempo y su talento al servicio del bien común.

Daniel Paulino, Don Silverio López, Jhon Henry Manzueta Pimentel y Angela Merán de la Cruz se caracterizan por ofrecer brazos y lo que haga falta a quienes lo necesiten sin esperar nada a cambio.

En sus diferentes áreas de colaboración aportan en positivo sin ser súper héroes o heroínas sin capa o ángeles caídos del cielo. Son seres humanos con una gran amor hacia el prójimo y una extraordinaria vocación a la filantropía. Seres humanos, iguales a los humanos a quienes les hacen sus tareas cotidianas más holgadas.

Daniel Francisco Paulino Arroyo, de 30 años, ejerce su ciudadanía para beneficiar a los que nunca ha vivido bajo una casa propia. Su mayor satisfacción, a través de la organización TECHO República Dominicana, es dotar de una vivienda a familias pobres en comunidades de iguales características.

“La acción social me mueve porque soy consciente de que a través de mis acciones impacto la vida de los que me rodean, de personas que no tienen otra manera de poseer una vivienda propia”, expresa el joven Paulino. En diez años de labor desinteresada, tiene la experiencia de haber laborado en 14 organizaciones sin fines de lucro.

A partir de 2013, Daniel ha desarrollado acciones de liderazgo y coordinación de colectas para nuevos proyectos, así como la captación e instrucción de nuevos voluntarios.

Don Silverio López, 85 años, médico especialista en oncología con más de 50 años al servicio de los enfermos de cáncer de su ciudad natal, Moca, revela que su mayor regocijo es constatar la sanación o la reducción de dolores que sus medicamentos prescritos generan en sus pacientes. Algunos residentes en áreas rurales sin centros médicos de primera asistencia.

“El médico de los pobres”, como lo apodan sus compueblanos,  es uno de los fundadores de la Unidad Oncológica del Patronato de Lucha Contra el Cáncer y que gracias a su labor altruista lleva su nombre.

Don Silverio es también miembro fundador del albergue infantil para niños y niñas en orfandad de Moca, entidad que hoy día continúa operando y ha servido de soporte a diferentes generaciones

“La acción social me mueve cuando observo a mi alrededor tantas personas necesitadas y la alegría y la satisfacción que los medicamentos contra el dolor que les suministro han dado buenos resultados en esos hogares carentes de recursos”, afirmó con regocijo este sabio mocano que solo espera como recompensa la sanación y la mitigación de dolores de sus pacientes.

Jhon Henry Manzueta Pimentel, natural de Bonao, con su juventud a toda prueba, 19 años baja el lomo a favor de quien lo necesite en organizaciones como TECHO, JCI, Red Sirve Quisqueya, Consejo Municipal de la Juventud de Bonao y a la Defensa Civil en caso de desastres de gran envergadura en su comunidad.

“Lo que me despierta el interés al servicio sin fines de lucro es que alguna vez se nos califica de “juventud perdida”. Esa calificación me despertado el interés por despertar a los jóvenes supuestamente perdidos despierten y ayuden a los residentes de sus barrios o comunidades más lejanas, expresó el voluntario de TECHO.

Niños, niñas y familia

Angela Merán de la Cruz, sanjuanera y con 27 años, lleva una década siendo parte del   equipo de voluntarias que desarrolla proyectos de desarrollo comunitario especialmente dirigido los niños y a sus familias. Su principal aporte se centra en la atención al desarrollo integral a menores de cinco años, a través de una sala de apoyo, abarcando aspectos cognitivos, físicos, sociales y emocionales.

 Propulsora de la instalación de parque infantil en la escuela de la comunidad de Maguana al Medio, así como de una biblioteca con mural pintado junto a niños y otras personas voluntarias locales e internacionales.

“Ayudo a los niños y niñas al constar su vulnerabilidad y su abandono. Me gustaría motivar a las personas a que ayuden en lo que puedan sin esperar nada a cambio”, expresó Merán.

Galardón

Daniel, Don Silverio, Jhon Henry y Angela fueron reconocidos por sus labores de voluntariado en la novena edición Premio Nacional Voluntariado 2021, gestionado a través del Centro Nacional de Fomento y Promoción de las Asociaciones sin Fines de Lucro (CASFL) del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, con el apoyo de la Vicepresidencia de la República, Naciones Unidas y Alianza ONG.

El galardón fue creado para reconocer el compromiso de las personas que contribuyen al desarrollo sostenible del país. No todas las manos esperan, sino que aportan a ser felices menos afortunados y con los derechos a vivir en bienestar, paz y progreso.